La estancia de una plántula en el invernadero y/o el vivero puede oscilar entre los 30 y los 45 días después de la germinación, dependiendo de la especie y el manejo. Durante éste período de tiempo se le confieren a las plantitas algunas características deseables para previas al trasplante y adaptación en campo.

  • Tallos fuertes y con mejor diámetro
  • Cepellones llenos de raíces blancas y saludables
  • El mayor numero de hojas verdaderas posible.
  • Buena coloración y aspecto saludable.
  • Plantas vigorosas con tejidos firmes tolerantes al trasplante.
  • Altura adecuada para el manejo
La finalidad de éstas características no es sólo lograr la rápida adaptación en campo de las plantitas sino la reducción del número de fallas y mortandad en campo, y lograr la mayor precocidad posible de las plantas rumbo a sus etapas siguientes.

Un buen comienzo

Soludrip Invernadero bajo la metodología Just In Time acentúa el vigor híbrido y la fuerza natural de una planta, proporcionándole sanidad y vigor. Reduce los errores en el manejo de pH, conductividad eléctrica y antagonismos nutricionales creando una solución nutritiva con todas las condiciones físico-químicas que debe reunir un manejo estricto y observante dentro de ésta etapa.

Recomendaciones de uso

Para crear una solución nutritiva homogénea diluya 500 gramos de Soludrip Invernadero por 1 m3 de agua y aplique como agua de riego. Podrá realizar ésta operación en uno de los dos riegos diarios que proporcione a la planta o almácigo. Preferentemente realice el riego con solución en la mañana y el segundo riego aplíquelo con agua pura para poner nuevamente en solución los nutrientes dispersos en el cepellón.

Un día a la semana sólo aplique agua pura para refrescar la planta y lavar cualquier sal acumulada en follaje y superficie de las charolas germinadoras. Soludrip Invernadero contiene micronutrientes y elementos secundarios, por lo que no es necesario agregarlos.

Previo a la salida a campo entre la penúltima y la última semana podrá incluir 250 gramos de nitrato de calcio por m3 y aplicar en la misma solución.

Las plantas se nutren de soluciones nutritivas balanceadas y responden rápidamente a ellas y al correcto estado físico químico de la solución.

Solución Nutritiva

La solución nutritiva consiste en poner en solución los nutrientes minerales contenidos en una formulación , dentro de un determinado contenido de agua. Sin embargo no todo el fertilizante disuelto en agua se convierte en una solución nutritiva. Un balance armónico específico para cada etapa de la planta entre los elementos nutritivos; produce una nutrición integral y benéfica para la planta de acuerdo a sus correspondientes demandas nutricionales. Si éstas condiciones no se cumplen se desvirtúa el objetivo inmediato para el cultivo produciendo efectos no deseados.

Características de una Solución Nutritiva

La solución nutritiva deberá reunir las concentraciones de los elementos esenciales para una planta recomendadas mediante el conocimiento especializado de la nutrición vegetal. Estas concentraciones se miden como partes por millón (ppm).

Estas concentraciones se ajustarán a la edad y tipo de cultivo y están directamente relacionadas a la naturaleza, solubilidad y concentración de cada materia prima.

Soludrip Invernadero guarda una proporción calculada entre sus elementos para favorecer principalmente el crecimiento de raíces, fortalecimiento de tallos, reducción de la dominancia apical y a un eficiente proceso fotosintético. 

Se puede incorporar diariamente al tanque ó depósito de agua para riego mediante las recomendaciones de uso mencionadas en éste artículo.

Fuente: El Surco